Asesoría Jurídica

Divorcios

Proceso de Divorcio

En la Legislación panameña los procesos de divorcio se tramitan ante los Juzgado Seccionales de Familia.

Existen dos tipos de procesos de divorcio: Los contenciosos, que se dan cuando uno o ambos cónyuges incurren en alguna de las causales taxativamente establecidas en el artículo 212 (numeral 1 al 8), del Código de Familia y el Menor; y los no contenciosos, que se dan cuando ambas partes están de acuerdo en disolver el vínculo matrimonial existente, según el numeral 10 del artículo 212 del Código de Familia y el Menor.

En los casos de divorcio no contencioso, de existir hijos, es importante instaurar los procesos de guarda y crianza, reglamentación de visitas y pensión alimenticia.
 

Proceso de Guarda y Crianza

Este proceso consiste en la vigilancia en cuanto a las necesidades básicas que deben ejercer los padres para ostentar la tutela del menor. Este derecho lo pueden ejercer los padres biológicos o, en su defecto, los abuelos. Por otra parte, en caso de que se determine legalmente que los padres son inhábiles o se produzca la muerte de ambos, una tercera persona puede ejercer la guarda y crianza del menor.

Nosotros nos encargamos de instaurar su proceso judicial de guarda y crianza para el otorgamiento de la misma a quienes cumplan los requisitos socioeconómicos que se necesitan, con el propósito central de lograr la protección del interés superior del menor.
 

Proceso de Pensión Alimenticia

En Panamá este tipo de proceso puede ser incoado ante los Corregidores o en los Juzgado Municipales de Familia o Municipales Civiles, en aquellas jurisdicciones donde no existan Juzgados de Familia.

Si en algún momento la parte demandada incumple con el pago de la pensión alimenticia fijada, el demandante tiene el derecho de informar por escrito a las autoridades competentes, aportando como comprobante el estado de cuenta bancario y solicitando de inmediato un desacato contra el demandado.

Las Leyes nacionales que regulan la materia de pensión alimenticia también establecen la obligación con los hijos mayores de edad, hasta los 25 años, con el propósito de asegurar su educación, siempre y cuando mantengan un buen rendimiento académico.

En lo que respecta a la cuantía fijada para la pensión alimenticia, esto dependerá del caudal económico de quien los da y de las necesidades de quien la recibe. De acuerdo a esta realidad la misma puede ser reducida o aumentada proporcionalmente a los medios con que cuenten las partes al momento de la decisión.
 

Proceso de Reglamentación de Visita

Fundamentalmente, este tipo de proceso se instaura cuando los padres viven separados y es necesario reglamentar con quien van a vivir los menores, así como el horario de visita al que tendrá derecho el otro progenitor.

Somos profesionales confiables, apasionados, expeditos y cuidadosos